Mieles

La Miel y sus tipos
Las mieles monoflorales de España son las más apreciadas en el mercado por su aroma y su gran contenido en minerales y propiedades curativas. Ello es debido a nuestro clima.


  • Miel de Azahar y de Limón: de color ambar claro, muy dulce y de agradable aroma, con propiedades relajantes y contra el insomnio.
  • Miel de Romero: es la miel típica de la zona mediterránea, de color ambar y al cristalizar es de color casi blanco. Recomendada para dolencias hepáticas, acideces y úlceras de estómago.
  • Miel de Brezo: de color oscuro y sabor fuerte, muy energizante, rica en hierro. Combate la gota y anémias.
  • Miel de Espliego: de sabor agradable, tiene propiedades tónicas y antinflamatorias, aliviando toses y laringitis, ya que es un excelente antiséptico de bronquios y pulmones.
  • Miel de Eucalipto: Tiene un sabor fuerte e inconfundible, de color ocre oscuro, muy indicado en tratamientos de catarros y gripes. Ayuda a la expulsión de cálculos.
  • Miel de Bosque: tiene un alto contenido en sales minerales, hierro y encimas, aunque un menor poder edulcorante.
  • Miel de Tomillo: se ha consumido tradicionalmente por sus propiedades digestivas, para combatir flatos, cólicos e indigestiones.
  • Miel de Anis: es estimulante, estomacal, expectorante y antiespasmódica.
  • Miel de Aguacate: miel muy depurativa, de sabor fuerte y de propiedades diuréticas.
  • Miel Crema: miel batida, de cristalización homogénea. Ideal para untar pan y tostadas.
  • Miel Milflores: es procedente de diversas flores, por 10 que su aroma y sabor variará según la flor predominante. Por sus propiedades edulcorante s se recomienda para sustituir el azucar.